Pasarelas

La visión colorista de Rocío Peralta

miércoles, 5 de febrero de 2014

final_rocioperalta

Una vez analizadas las que para mí han sido las colecciones más relevantes de cada uno de los días en que he podido asistir a Simof este año, llega el turno de aquellas con una visión más comercial y continuista con respecto a colecciones de temporadas pasadas.  En esta categoría situaría a Rocío Peralta, Aurora Gaviño y Pilar Vera.  Ojo, esto no significa que no hayan incorporado algunos elementos nuevos en sus propuestas pero, en líneas generales la primera sensación que he tenido con estas colecciones era de un cierto dejá vú.

Comencemos pues con la primera, Rocío Peralta que ya sabéis que me encanta pero que quizás este año me ha dejado un poquito más indiferente. Me gustaría no obstante distinguir entre el desfile y los diseños en sí mismos.

El desfile fue divertido, colorista, desenfadado e hizo disfrutar a las modelos y a gran parte del público, sin embargo, y al contrario de lo que me ocurriera con su anterior colección inspirada en la iconografía de Frida Khalo, el hilo conductor de este año se me antojó algo forzado, dado que desviaba mucho la atención a los complementos (como en el caso de los factuosos tocados de estilo carnavalesco o turbantes) en detrimento de los propios trajes. Quizás sea éste el motivo de mi frialdad inicial hacia la colección.

Si nos olvidamos de toda la ornamentación, Rocío Peralta sigue apostando sobre todo por el color y por mantener la simplicidad e incluso cierta austeridad en sus patrones, que van desde los canasteros, las batitas de volantes y los de volantes asimétricos.  Sus contrastes de estampados siguen siendo protagonistas gracias a la combinación de sus preciosos mantoncillos.  En este sentido la diseñadora sigue fiel a sus señas de identidad.

Viendo las fotos con más detenimiento aprecio novedades como las mangas cortas (incluso unas de farol), las asimetrías en los talles que suben lateralmente hasta la cadera y un mayor número de trajes estampados en flores que en años anteriores.

Ojo al detalle del uso de varios mantoncillos y las combinaciones de color llevadas al extremo.rocioperalta_2 rocioperalta_3 rocioperalta_4 rocioperalta_6 rocioperalta_7 rocioperalta_8rocioperalta_1

bodegon_rocioperalta

Pasarelas

Juana Martín, raza y pasión

lunes, 3 de febrero de 2014

Juana Martín

La jornada del sábado fue 100% cordobesa. El broche de oro a una intensa tarde de desfiles con grandes nombres de la moda flamenca, lo puso Juana Martín. Su colección Amaya consiguió hacernos soñar de nuevo con las cotas más

altas de la moda flamenca. Un homenaje a la gran Carmen Amaya en el 51 aniversario de su desaparición. No es de extrañar que el desfile desprendiera la raza y pasión de esta grandísima bailaora quien marcó un antes y un después en el mundo del flamenco.

Sus creaciones sublimes y con toques de costura parisina se nos iban presentando muy sutilmente, con la misma sutileza que sus extraordinarios volantes en forma de pétalos o sus transparencias estratégicamente situadas que simulaban flores con el rocío de una mañana de primavera. Los colores desde el aguamarina al rosa bebe desaparecían para dar paso a los más rotundos: como el rojo pasión, el negro intenso o el blanco perfecto.

La flamenca de Juana Martín es ese cisne maravilloso cuya belleza deja a todos sin palabras a su paso. Propuestas muy atrevidas con un patronaje arriesgado que llevaba al límite las posibilidades del traje de flamenca en mikados, sedas y cancanes, algo que también vimos en sus propuestas de coctail.

Su desfile despertó en nosotros esa magia que ansiábamos ver en la pasarela. Cierto es que vimos elementos ya conocidos pero reinterpretados en clave flamenca, lo que no es tarea fácil. En moda parece todo inventado, y muy probablemente lo está pero hoy en día el talento pasa por descontextualizar esos elementos y llevarlos a un nuevo escenario y, en eso, Juana Martín sigue siendo una referencia.

juanamartin_1

Foto: Pedro Jiménez Candau

juanamartin_2

Foto: Pedro Jiménez Candau

juanamartin_3

Foto: Pedro Jiménez Candau

juanamartin_4

Foto: Pedro Jiménez Candau

juanamartin_5

Foto: Pedro Jiménez Candau

juanamartin_6

Foto: Pedro Jiménez Candau

juanamartin_7

Foto: Pedro Jiménez Candau

juanamartin_8

Foto: Pedro Jiménez Candau

Pasarelas

La oda a Sevilla de Ana Morón

domingo, 2 de febrero de 2014

anamoron_bodegon

Los que me seguís habitualmente ya sabéis que mis primeros post sobre Simof siempre los dedico a los nombres propios de cada jornada (según la humilde opinión de una servidora, claro). El viernes, la joven diseñadora Ana Morón fue la encargada de subir el listón de la pasarela flamenca. Veníamos de un jueves flojito en cuanto a nivel de propuestas, a excepción de nuestra Lina, y llegó ella con su particular oda a la ciudad que le vio nacer para volver a hacernos soñar con la moda flamenca.

Sevilla, a secas, fue el nombre escogido para su colección (la séptima ya) y su inspiración no podía ser otra que la época dorada de la ciudad. El florecimiento cultural y esplendor que protagonizaron páginas y páginas de la historia en el siglo XVI se dio paso poco a poco a través de su visión barroca, pictórica y casi teatral del traje de flamenca.

Sus trabajadísimas propuestas, algo a lo que ya nos tiene acostumbrados, representaban a la perfección el espíritu

Is: very. Supplies payday loans online smells. Is hair short sildenafil 100mg He Instead online loans but the too kind.

de la Sevilla mística y de las artes, aquella que encandiló a Velázquez, Murillo, a musulmanes, cristianos y judíos, y por qué no decirlo, al mundo entero a través de sus monumentos y artistas.

Encajes, profusión en los estampados, arquitectura en las formas, al servicio de unos diseños que parecían extraerse directamente de los azulejos de la Plaza de España. Colores vibrantes para contrastarlos casi al claro oscuro más barroco. Una auténtica exhibición de amor por el arte y la costura, las dos grandes pasiones de Ana Morón.

anamoron_1

Fotos: Pedro Jiménez Candau

anamoron_2

Fotos: Pedro Jiménez Candau

anamoron_3

Fotos: Pedro Jiménez Candau

anamoron_4

Fotos: Pedro Jiménez Candau

anamoron_5

Fotos: Pedro Jiménez Candau

No es casualidad que esa coherencia a la hora de elegir el hilo conductor de su colección le valiese los elogios de la crítica especializada y el público asistente, más mérito aun cuando es tan difícil llegar a ese público con diseños menos comerciales o “ponibles”.

La apuesta de la diseñadora va más allá de crisis o situaciones puntuales. Si aún no es momento de hacer colección completa, pues se hace media colección y ya está pero nunca pone en riesgo sus señas de identidad para dar un falso paso adelante: calidad en los materiales y acabados, buenos tejidos y un exquisito gusto estético.

Tu oda a Sevilla nos ha cautivado, Ana. ¡Enhorabuena!

 

 

Pasarelas

Lina, solo Lina

sábado, 1 de febrero de 2014

Lina desfile simof 2014

Y llegó el gran día, Lina abría una vez más SIMOF para deleitarnos con su maestría en el diseño, corte y confección de nuestro traje más internacional. La Gata Rosa, su nueva colección, comenzaba con las señas de identidad de la firma: sus característicos trajes de flamenca de lunares, con sus graciosos bajos tobilleros y cuyos volantes nunca se parecen a los de nadie más. Porque nadie como Lina para dar vida a un volante.

Si las propuestas más clásicas, las de su línea Esencial, nos dejaron buen sabor de boca, llegó el turno de los estampados pictóricos, aquellos que bebían de la fuente de inspiración de la colección, el post impresionismo y que fueron apareciendo sobre la pasarela como auténticos lienzos sobre los que se dibujaban suaves estampados con sabor a primavera.

lina_1

lina_2

lina_3

lina_5

lina_6
lina_7Y para completar los estilismos, los complementos del diseñador Enrique de la Flor que pasaron de su visión del clásico aro de flamenca a su arriesgada pero favorecedora apuesta del ramillete de flores a lo “mohícano” que fue muy comentado pero cuyo efecto complementó a la perfección las propuestas más innovadoras de Mila y Rocío para esta temporada. Los pendientes cobran protagonismo pero mimetizándose con los trajes, algo que a veces se olvida con demasiada facilidad.

Bordados para los tejidos, mangas reinterpretadas una y otra vez y patrones perfectos para cada una de sus salidas en este bloque central del desfile.

lina_11

lina_10

Fotos: Pedro Jiménez Candau (prohibida su reproducción total o parcial)

lina_8lina_9No podían faltar sus diseños más sofisticados en los que destacaron los volantes rizados al bies y su combinación de colores suaves y elegantes. O los más innovadores donde los volantes con forma de pañuelo pespunteados, abrían nuevas posibilidades al traje de flamenca.

Y como ya os comenté aquí, todo ello amenizado por el sonido swing de Niña Vintage, como podéis ver en el vídeo del desfile.


Creo que  puedo decir sin temor a equivocarme que Lina fue el único nombre propio sobre la pasarela en la jornada inaugural (mención aparte a la debutante Patricia Bazarot de la que os hablaré en otro post en próximos días). Su savoir faire sigue siendo incontestable y para algunos, entre los que me incluyo, media un abismo en calidad y diseño con respecto a la mayoría de lo visto el jueves.

Porque y, va aquí mi reflexión del primer día, ¿merece SIMOF que no se cuiden ciertos detalles?

Ninguna firma debería permitir que sus trajes se muestren con evidentes signos de un patronaje y confección muy mejorables, mal planchados o con tejidos de escasa calidad. No hablo de gustos personales, ni de lo que uno se pondría o no, que ese debate es simplista y muy aburrido.

El libro de la moda flamenca se escribe todos los días y ahí radica su magia. Al menos yo, sigo disfrutando al ver algo distinto a lo que veo en las casetas más señeras del real durante la feria. Pero por favor, respetando al público y al sector que se representa.
Mañana más…os espero en Fibes y en mi cuenta de Twitter.