Sin categoría

Julie y Julia, el día de mi experimento particular

Martes, 18 de enero de 2011

Ayer me sentí algo preocupada por si estaba demasiado enganchada a las redes sociales: primero fue Facebook, luego este blog y, más recientemente, Twitter. “¿Estoy restándole tiempo a mi vida privada?”, me pregunté, así que decidí que iba a pasar toda la tarde-noche sin entrar en ninguno de estos ciberespacios, sin preocuparme por sms, chats, followers, visitas…etc.

Completamente convencida de que podría pasar menos de un día alejada de mis interconexiones actuales, puse una lavadora, organice la comida de hoy y preparé la cena…Nada presagiaba que iba a tener una especie de dejá vu tridimensional (vaya expresión que me acabo de inventar, ahora os lo explico).

Puesto en marcha mi experimento, empecé a ver una película. La elegida para otro de mis lunes reflexivos fue, Julie o Julia, una película de 2009 con las fantásticas Meryl Streep y Amy Adams como protagonistas.

La historia de una chica de 30 años, amante de la cocina, que decide poner un poco de salsa a su rutinaria vida iniciando un proyecto: hacer todas las recetas del libro de la legendaria Julia Child quien revolucionó la cocina norteamericana entre los años 40 y los 60. 365 días y 524 recetas.


La auténtica Julia Child
Mery Streep en el papel de
la excéntrica Sra. Child
Uno de los momentos más cómicos de la película.
Para dar fe de este reto, Julie Powell empieza a escribir un blog (¿os suena?) y empieza a sentir el miedo al vacío de la red, “¿habrá alguien al otro lado siguiéndome?”, a estar abandonando sus obligaciones familiares y restándole tiempo a su vida privada “cariño, ¿puedes dejar ya el iphone?”…y todo esto, mientras aprende a hacer las recetas de la Sra. Child, disfrutando cada segundo de la cocina (como yo).

Julie y Julia tenían a su lado unos maridos maravillosos, comprensivos y pacientes…(de nuevo, ¿os suena?) y además la historia, o las historias, no son de ficción sino reales.



Algo en lo que no me sentí NADA identificada.
La pasión de Julia Child y su marido por San Valentín.

A lo mejor ya la habíais visto, pero me sentí dentro de la vida de una, que a su vez se sentía dentro de la vida de la otra…¿me entendéis ahora?


No me extraña que se sintieran muy unidas al terminar el rodaje.




Durante la premiere. Ambas son mucho más guapas al natural.

 Resultado del experimento: No, no voy a dejar de escribir este blog, ni voy a dejar de lado la moda y las tendencias, seguiré conectada aunque intentaré ponerme mis límites y pienso seguir cocinando (ya escribiré algún post dedicado a esta otra pasión mía), pero me apetecía compartir con vosotros estas reflexiones.


Bueno y ese fue mi periplo de anoche…¿A qué no soy la única aque alguna vez se ha planteado estas cosas?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *