Sin categoría

Uno de los nuestros

lunes, 13 de febrero de 2012

Con tanta cultura del ‘pelotazo’ y del dinero fácil parece que se nos ha olvidado lo que cuesta llegar alto y, más aún mantenerse. Si además el triunfo te llega fuera de tu país, y eres español, estás perdido. Olvídate de ser reconocido o valorado como realmente te mereces hasta pasadas varias décadas (menos en el sector del deporte, claro).

Ayer dos de los nuestros triunfaron y llevaron el nombre de su país a lo más alto y esto, en los tiempos que corren y con la campañita de desprestigio a la que nos están sometiendo nuestros vecinos de la France, es para enorgullecerse y mucho.

Nos gusten o no nos gusten, tanto Pedro Almodóvar como Custo Dalmau fueron nuestros protagonistas de ayer.

Del primero decir que me alegro mucho y más siendo el premio obtenido un Bafta, que a mí los ingleses siempre me han parecido que tenían muy buen criterio en lo suyo y, además de los Óscar lo único que me interesa es la red carpet.

Del segundo que, aunque no sea yo muy del estilo neofolk-étnico-boho propio de su firma, me ha gustado su colección otoño/invierno presentada ayer en New York y, parece que a los americanos también. Atención a su trabajo en lanas y pieles, una pasada.

 

Estas botas me parecen una auténtica chulada.

En definitiva hoy me he levantado sintiéndome defensora a ultranza de lo nuestro porque si nosotros mismos no respetamos nuestro trabajo, ¿cómo van a hacerlo los demás?.