Lunares y volantes

Flamencas muy sueltas

Miércoles, 6 de abril de 2016

Manuela Macias Alberto Sualis-5

Diseños de Manuela Macías

No, no penséis que se me ha ido la pinza y que voy a seguir hablando de la actitud correcta de una flamenca en la Feria…aunque el temita da para un libro. A pocos días de que todo comience no podía dejar de hablar de una de las grandes tendencias de este año: los vestidos sueltos desde la cadera o incluso el talle con falda acampanada. Se llevan las flamencas muy sueltas, atrás quedaron los trajes entallados hasta debajo de la rodilla que convertían en geishas andando a sus valientes portadoras.

Adorados por unas y denostado por otras, este corte de traje de flamenca tiene reminiscencias setenteras. Comenzamos a verlo en pasarela hace unas tres o cuatro temporadas pero este año se ha convertido en absoluto protagonista, rara es la colección que no incluía alguno de esta hechura.

Como todos los patrones tiene sus pros y sus contras. Este vestido es ideal para aquellas que quieren ir cómodas a la feria pero no penséis que por ello vais a ir menos femeninas. Elige uno con las mangas lisas y estrechas para estilizar tu figura hasta el talle y que luego la falda tenga su propio movimiento. No es apto para tí si eres muy bajita o quieres disimular volumen en la zona abdominal, en ambos casos su patrón no jugará a tu favor.

Comenzamos viéndolo en clave rociera pero su paso al Real era cuestión de tiempo. Inma Linares, Manuela Macías, Pilar Vera, Lina, Ana Morón…y otros muchos apuestan claramente por su diseño.

_MG_4180

Inma Linares

pilarvera_3

Pilar Vera marca el corte en la cadera, en uno de mis modelos favoritos de este SIMOF 2016.

Lina, FOTO Chema Soler (3)

Lina abre las faldas sutilmente usando el corte sirena.

Ana Moron (4)

Precioso este diseño estampado de Ana Morón

Este año no tocaba estrenar pero tiene todas las papeletas de ser mi próxima elección. Y ¿a vosotros os gusta?

 

Lunares y volantes

De flamencas diferentes y auténticas

Lunes, 4 de abril de 2016

IMG_8424En los últimos días he asistido con estupor a la vuelta de la Sevilla de rancio abolengo en lo que parece ser, una llamada al orden y el decoro por parte de algún que otro caballero trasnochado y algún/a periodista cortado por el mismo patrón quienes se erigen como garantes del “dress code” oficial para asistir a la Feria de Abril de Sevilla.

Estos señores y/o señoras que así piensan, establecen que una flamenca auténtica es aquella que elige un traje de corte clásico, complementos nada estridentes, mantoncillo sin inventos (con los flecos bien planchados) y me atrevería a añadir con una actitud sumisa ante la presencia del señor que ha tenido a bien pasear con ella por el Real y al que muy probablemente terminará aguantándole el mal beber con el paso de las horas y al que les tocará disculpar por sus salidas de tono en la caseta sobre la indumentaria de aquel intrépido visitante que no se informó sobre el protocolo ferial. La escena la imagino con mucho mas nivel de detalle pero no se trata de herir sensibilidades que estamos a lunes.

Como dichos argumentos casposos carecen de todo fundamento he aquí mi alegato en defensa de las flamencas diferentes y auténticas. Claro que tengo mi propia opinión sobre cómo se debe ir vestido/a a la feria pero sobre todo tengo claro que cada uno debe ser fiel a su estilo. Me gusta pasear por el Real y ver a hombres y mujeres bien arreglados, por absurdo que resulte hacerlo para estar en un recinto de albero. Es esa estética peculiar, variada y colorista la que hace que la feria resulte tan bella, no pasaría nada por ir en vaqueros y camiseta, pero sería otra fiesta ni mejor ni peor pero diferente. La Feria gusta porque es estilosa, lo que implica alejarse de uniformidades, ¡qué aburrida sería una tarde de feria viendo el mismo traje pero en distintos estampados! Vamos un poco lo que nos ha ocurrido durante los años de reinado del  traje canastero o del modelito de turno de Nuevo Montecarlo.

Esta es pues mi homenaje, como amante de la moda flamenca que soy, de todas las flamencas que llevan a la calle el trabajo de diseñadores tan talentosos como Ana Morón, María de Gracia, Andrew Procrid o Cristina García, entre otros muchos, quienes demuestran con su trabajo que nuestro traje más universal evoluciona y tiene mil caras. ¡Deseando estoy ver vuestras hechuras por la Feria!

No se me ocurre mejor manera de ilustrar estas palabras que con las imágenes de Silencio, la última colección de Cristina García. Porque a palabras necias oídos sordos.

IMG_8443IMG_8458IMG_8480IMG_8490IMG_8515Fotos: Pedro Jiménez Candau

Lunares y volantes

Inma Linares, cuando menos es más

Lunes, 18 de enero de 2016

_MG_4620

¡Buenos días! Comenzamos la semana repasando otra colección flamenca que nos ha gustado y mucho. La diseñadora Inma Linares se nos hace mayor. Esta joven diseñadora, a la que hemos visto crecer poco a poco ha convertido su sencillez y elegancia en señas de identidad de su firma. Hace poco pudimos disfrutar de su pret-a-porter en CODE41 y ahora nos deleita con su nueva colección Gitana, la primera como profesional de moda flamenca.

Sus líneas muy sencillas y limpias dibujas a una flamenca de raíces. El lunar se convierte en protagonista de sus trajes más gitanos la serie en blanco y negro que convive en la paleta de color con los rojos oscuros y los rosas. Hay lugar también para el gris perla para sus propuestas más sofisticadas y un estampado floral muy delicado acorde con la elegancia de sus diseños.

Faldas de amplias nejas en los que los volantes pequeños o medianos se dejan para el final convierten en completamente actuales sus trajes pero sin abandonar un aire clásico y nada extravagante. Inma Linares hace suyo el lema de ‘menos es más’ presentando una colección coherente a la que auguramos un gran éxito comercial. ¡Enhorabuena Inma!

_MG_4180 _MG_4324

_MG_4453 _MG_4491 inma linares (2) linares 3
_MG_4564
Fotos: Alberto Sualís