Lunares y volantes

Vuelve la flamenca de Victorio&Lucchino

domingo, 3 de marzo de 2019

Con una colección cápsula diseñada como homenaje a Simof, así ha vuelto la flamenca de Victorio&Lucchino. «Por las calles de mi Sevilla» es una oda al vestido de flamenca, un traje vivo y en constante cambio, pero al que los diseñadores sevillanos han aportado vanguardia en patronaje y texturas.

La colección, compuesta por un total de ocho vestidos, sigue la senda ya iniciada en su momento por los reconocidos diseñadores, por lo que en ella aparecen trajes entallados y el volumen con el que también han trabajado en prêt-à-porter.

Victorio & Lucchino han querido con este trabajo aportar novedades al traje de flamenca, trabajando para ello nuevas formas de mangas, pero sin dejar de lado al volante, al que, sin duda, han dado su lugar. Han jugado con él en los diseños, por lo que en ‘Por las calles de mi Sevilla’ hay “volantes, que no son volantes como tal”, volantes “a modo de capas, superpuestos…”,según han explicado los propios diseñadores.

El objetivo que se han marcado con estos ocho diseños ha sido “profundizar aún más en las raíces tradicionales”del traje de flamenca, aportando toques innovadores. En este sentido, cabe destacar el uso de tecnología de texturas (corte al láser, por ejemplo) y vanguardia en el patronaje.Las creaciones de esta colección se han confeccionado con tejidos de Flamentex, una firma perteneciente a un grupo fabricante de tejidos con 40 años de historia, que hace diez años vio la necesidad de crear una marca especializada en moda flamencay trabajar directamente con profesionales del sector.

Victorio &Lucchino han utilizado en esta pequeña colección gran variedad de tejidos, entre ellos organza, tafetán, raso, satén, licra con lunar flocado de terciopelo, popelín o perforados.En cuanto a colores, destacan los lisos (negro, blanco, azul, verde, buganvilla, granate, coral o teja). Y no hay estampados, a excepción del clásico lunar.

Asimismo, apuestan por la ausencia absoluta de mantoncillos y por piezas de joyería de diseño propio, de tipo filigrana de tipo cordobesa (plata y coral)o empleadas en prêt-a-porter, que casan y se adaptan muy bien al traje de flamenca (cristal natural, piedras semi preciosas o cristal de Swarovski).

La presentación de esta colección cápsula tuvo lugar en el mítico tablao flamenco ‘Los Gallos’, un espacio con 50 años de historia, el más antiguo de Sevilla y considerado uno delos de mayor reconocimiento y prestigio a nivel internacional. El evento, organizado por la Agencia Doble Erre, ha contado con el patrocinio de Flamentex, Aromas, La Lonja del Barranco y Marqués de Cáceres. También han colaborado en ella la Escuela de Maquillaje Cristina Rivero y el estilista Paco Cerrato.

Lunares y volantes

De flamencas maneras

miércoles, 1 de febrero de 2017

pages-22

Conjunto dos piezas de estampado floral de Susana Pagés. Fotos: Aníbal González para WLF

No se me ocurre mejor momento para retomar el blog que en plena temporada flamenca. Así de flamencas maneras reanudamos la actividad en el blog. Tras un parón más que necesario para atender al recién llegado a casa es hora de ir volviendo a la rutina. En tres semanas estaré plenamente incorporada a mi vida laboral y todos tendremos que encajar nuevos horarios. Atrás quedarán los días de cuidados en exclusiva para mis peques pero estoy segura que nos haremos pronto a la nueva situación.

Así que vamos calentando motores en la antesala de una nueva edición de SIMOF, que promete ser la más innovadora de todas y donde veremos si se confirman algunas de las tendencias vistas semanas atrás en We love flamenco.

Hoy quiero repasar algunas de esas tendencias e innovaciones vistas en esta pasarela en la que han consolidado algunas jóvenes promesas, hemos descubierto algunas nuevas y nos hemos reencontrado con firmas consolidadas tras un periodo de descanso. Comencemos.

Era muerte de una crónica anunciada, el canastero ha pasado a mejor vida algo que una servidora agradece en pos de la variedad de estilos. En WLF hemos visto patrones de todo tipo, desde los más clásicos vestidos entallados con volantes hasta trajes o conjuntos en los que el vuelo de las faldas desdibujaba la frontera entre lo flamenco y lo aflamencado.

En moda flamenca cada uno entiende la innovación de una manera, unos investigan en torno a una temática inspiradora para aportar matices y detalles al tradicional traje de flamenca como pudimos ver en Rocío Peralta o Sánchez Murube. Otros apuestan por dar una vuelta de tuerca a la tijera y al elemento principal que mueve todo esto: el volante que aparece como protagonista absoluto en la mayoría de las colecciones o se reinventa como pudimos ver en el desfile de Sergio Vidal o José Galván. En esta lucha por presentar algo nuevo o distinto estarían por último los que estudian nuevos tejidos o acabados (un ejemplo de esto lo tenemos en el neopreno de las últimas temporadas) aunque éstos no siempre terminan llegando al Real por no resultar prácticos o adaptados a su entorno natural. Casi todos los días, no faltó diseñador o firma que no presentara novedad en este sentido, como es el caso de Rosa Pedroche que se lanzó por los metalizados o las flores en sisas o Ventura con sus bordados e incrustaciones para sus flamencas más sofisticadas.

Con respecto a colores y estampados se ha visto casi de todo, mucho print floral, muchos lisos y muchos lunares, y como originales estampados, los de tipo étnico o rayas así como los metalizados anteriormente mencionados. La paleta de color abarca prácticamente toda la pantonera si bien destacan los colores empolvados  o lavados (no me refiero a los tonos maquillaje), el gris perla y los marsala, vino o berenjena. El azul intenso, el negro o el rojo se postulan como alternativas para las noches de feria.

Menos escotes en general que en temporadas pasadas que ceden protagonismo a talles ablusonados o cuerpos exentos de elementos puramente flamencos y que recuerdan más a colecciones prêt-à-porter.

Por último, podemos concluir que se apuesta de nuevo por trajes más livianos aunque para las más atrevidas, la oferta de diseños de gran espectacularidad con volantes de gran envergadura es bastante amplia.

Ya sé lo que estáis pensando, se lleva prácticamente todo, pero es que esa es la tónica general de los últimos años. El toque de originalidad lo encontraréis al mezclar estilos, estampados o al atreveros a cambiar el tipo de mangas, escote o talle. En la variedad está el gusto, mañana veremos si los tiros por SIMOF van en esta línea o no. Os lo iré contando, ya tenía ganas de estar de nuevo entre vosotras. Os espero por aquí.

_AS_2726

Faldas y mangas de vuelo interminable en Sergio Vidal.

galvan-34

Desigualdad y atrevimiento en esta propuesta ideal de José Galván.

linares-16

Talle a la cintura y falda de capa con un único volante en dos de los colores protagonistas de la temporada. Diseño de Inma Linares.

DSC_6070

Flores, dramatismo y riqueza en los detalles en la colección de Rosa Pedroche.

ventura-6

Sofisticación y elegancia en los trajes de noche de Ventura.

_AS_5330

Aires retro y de los sesenta en este conjunto de Sánchez Murube.