Sin categoría

Siempre en forma, más ahora…

Domingo, 15 de abril de 2012

Siempre he hecho mucho deporte, me gusta estar en forma, así que ahora no iba a ser diferente. Tras pasar el primer trimestre de embarazo llega el momento de añadir a tus paseos diarios algo más de movimiento. Yo me he decidido por el Pilates, lo he practicado durante años y sienta de maravilla, prometo enseñaros más adelante ejercicios concretos con mi monitora (a ver si la convenzo y hacemos un vídeo).
De momento, si estás embarazada estos son los ejercicios que están más indicados: te ayudarán a controlar el peso, a adquirir elasticidad, evitar dolores de espalda y preparar tu cuerpo para los cambios del embarazo y para el futuro parto, y lo mejor de todo, refuerzan tu autoestima.
Ejercicios de Kegel. Fortalecen los músculos y te brindan así mayor capacidad de controlar el parto. Con los músculos tonificados, también se evitan problemas comunes durante el embarazo, como las pérdidas y las hemorroides. Los ejercicios de Kegel servirán, incluso, después del nacimiento. Ayudan a las mujeres a recuperar su silueta más rápidamente. Pilates. Se centra en trabajar el suelo pélvico, grupo de músculos que “sujetan” nuestro aparato reproductor, tonifica tu silueta y te proporcionará elasticidad y seguridad a la hora de controlar el aumento del peso y los dolores de parto.

Natación: te ayuda a tonificar todos los músculos, especialmente brazos y piernas, sin forzarlos violentamente como en otras actividades, además es un excelente ejercicio cardiovascular que te hará sentir más cómoda, especialmente durante el último trimestre, ya que el agua soportará tu peso.

Y vosotras, ¿cómo os cuidáisteis durante el embarazo?