Lunares y volantes

#SIMOF 2013: Reconciliándome con Aurora

sábado, 2 de febrero de 2013

Querida Aurora:
 
Llevaba unos dos años sin dedicarte un post flamenco. Hoy quiero dedicarte estas palabras porque, aunque tu filosofía de la flamenca y la mía pueden llegar a ser diametralmente opuestas, el impecable trabajo que nos presentaste ayer en SIMOF bien lo merece.
 
Me tenías preocupada e incluso asustada, tras la colección prêt-à-porter que presentaste en el Casino de la Exposición. Mucha era la expectación en mi caso por ver si me vería obligada a moderme la lengua de nuevo, dado que mi vocación de trabajo es constructiva y no destructiva y siento un profundo respeto por todos los creadores, o tendría algo que contar sobre tí.
 
Si bien es cierto que no vi nada nuevo en tu colección, recuperaste el brío y el gusto por los detalles que siempre te han caracterizado. Tu colección fue 100% Aurora Gaviño: colorista, étnica, boho chic (como me gusta denominarla a mí). Al paso de las primeras series y de las últimas, llegué a imaginarme portando algunos de tus trajes por el real y eso no me había ocurrido hasta ahora.
 
En cualquier caso, enhorabuena. Ayer llamaste de nuevo la atención de esta humilde servidora.